Archivo de la etiqueta: Estudio psicosocial

Aprendiendo de Adopción Nacional

Hace un mes que nos embarcamos en otra aventura relacionada con la adopción. Parecida pero no idéntica porque no es lo mismo adoptar en España que fuera de España. Durante los dos últimos años, o un poco más, he estado aprendiendo sobre la adopción internacional, y desde hace un mes me he puesto con la nacional.

  1. La adopción en España se llama Adopción Nacional, pero no significa que sean menores con origen en España sino en la Comunidad Autónoma donde vivas. Estos procesos están transferidos a las Comunidades y es desde ahí desde donde se gestiona. En Madrid en concreto lo hace el IMMF (Instituto Madrileño de la Familia y el Menor, en Madrid.org).
  2. Edad de los menores: parece ser que la mayor parte de los menores proceden de renuncia hospitalaria, lo que significa que tienen pocos días de vida. Hay ocasiones en las que las madres tardan un tiempo en pensar qué hacen y en este caso los menores están en casas de acogida.
  3. Salud: Cuando se solicita abrir un expediente de adopción nacional hay que contestar para qué enfermedades se está preparado, a priori, como padres. Según la web de la Comunidad de Madrid, “las personas que se ofrezcan para adoptar deberán expresar en el Impreso de Ofrecimiento si, además de los riesgos de saludcircunstanciales al desamparo, se ofrecen para adoptar menores con especiales necesidades por razón de enfermedad y/o discapacidad. En caso de que así lo hagan constar expresamente, su ofrecimiento será tenido en cuenta también para las adopciones de niños con especiales necesidades”.
  4. Documentación. En la primera fase se entrega poca documentación: Solicitud de adopción, copia del N.I y dos fotografíastipo carné de cada solicitante, certificado de empadronamiento y ofrecimiento (donde se especifica la edad de los menores, si es uno o son hermanos, si son hermanos y tienen la misma edad o no, enfermedades (ver apartado anterior).

Va pasando el tiempo y cuando la asignación está próxima es cuando hay que ir aportando más documentación. Esto tiene mucho sentido ya que hay algunos papeles caducan y no tiene sentido pedirlos dos veces. Además el tiempo de espera puede ser de años, y quién sabe qué cambios hay en las circunstancias personales de cada familia!

  1. Fase de formación, que supongo que nosotros no tenemos que hacer porque la hicimos ya cuando solicitamos la apertura de expediente de adopción internacional.
  2. Estudio Psicosocial, también lo tenemos hecho, pero me dicen que seguramente necesitemos alguna sesión para que comprueben si seguimos cumpliendo con los requisitos que nos pidieron hace más de un año y explicarnos las diferencias entre la internacional y la nacional.
  3. Más documentación: cuando la cosa está ya calentita, calentita… certificado literal original de la inscripción de nacimiento de los solicitantes (con dni digital lo tienes en el momento y si se pide por correo electrónico en dos o tres días en el buzón), certificado original de matrimonio, certificado médico de cada uno de nosotros, certificado de antecedentes penales, tarjetas sanitarias (seguridad social y si tienes alguna otra), acreditación oficial de los ingresos económicos en los tres últimos ejercicios (te lo hacen en Hacienda relativamente rápido), acreditación de la composición familiar y existencia o no de descendientes (supongo que esto se podrá demostrar con el libro de familia) y certificado de empadronamiento actualizado (faaaaacil).
  4. Periodo de acogida: antes de tener la sentencia definitiva existe un periodo de acogida. En el caso de Polonia es de unas 5 semanas y se hace en el país. Allí se alquila un apartamento y van pasando las semanas mientras te visitan de la ECAI y asistentes sociales polacos que van valorando la adaptación de unos a otros. En Madrid es diferente. El periodo hasta que se tiene la sentencia definitiva es algo mayor. Son unos 15-20 meses que el niño está instalado en tu casa (y en tu corazón) durante los cuales la madre podría reclamarlo porque se lo haya pensado mejor y haya demostrado que tiene capacidad para cuidarlo. Esto último lo tiene que decidir un juez. No quiero ni pensar lo duro que puede ser eso.
  5. Los nombres: se habla mucho de la recomendación de cambiar o no el nombre a los niños. Nosotros ahora estamos convencidos de mantener el original porque así nos lo han recomendado los profesionales. Cuando llegue el momento valoraremos la situación y volveremos a pensarlo. Si se lo ha puesto su madre biológica, si se lo ha puesto el personal del hospital, si tiene dos días, dos meses o dos años… ya veremos y seguro que acertamos porque lo haremos informándonos bien y valorando las consecuencias.
  6. Los apellidos: en internacional, cuando vengamos del segundo viaje con Piiii de Polonia ya tendrá nuestros apellidos. En el caso de Madrid no los tendrá hasta que no tengamos la sentencia, que como he dicho antes pueden pasar 15 o 20 meses. Creo que esto un poco lio para el médico, el cole… pero explicando bien la situación seguramente no supondrá ningún problema que extraoficialmente se les llame por nuestras SS.

Como estamos aprendiendo y solo sé seguro que la primera fase es como lo he escrito, poco a poco espero confirmar que la segunda se cumple!

Certificado de Idoneidad

El miedo al certificado de idoneidad

Y llega un día que en el buzón aparece el ansiado papelito amarillo de Correos. Aproximadamente dos meses después de entregar el Informe Psicosocial en la Comunidad de Madrid (cada uno en la suya…) aparece el papel. Por fin llega nuestro certificado de idoneidad.

Este día no se me olvidará en la vida. Una mañana al salir hacia la oficina se me ocurrió revisar el buzón y a través de la ranura vi algo de Correos. Nerviosa abrí el buzón y allí estaba el aviso. Yo salgo a trabajar una hora antes que mi marido, por lo que él seguía adormilado en la cama. Le llamé camino del coche para contarle que en Correos estaba nuestra carta y organizarnos para ver cómo íbamos a ir a recogerlo. Y según hablábamos, decidí que me iba directa antes de llegar a mi oficina.

ramo de flores para celebrar
Celebremos que tenemos el certificado de idoneidad

24 de abril de 2014

…cómo llovía, y yo desde las 8,00h calada hasta los huesos esperando en la puerta de la oficina de Correos hasta las 8,30h que abriesen. Las personas que estaban dentro no podían imaginar qué carta estaba yo esperando porque me miraban con total indiferencia!! . Ojalá algún día lean este blog de adopción y aprendan lo que es un certificado de idoneidad. La recojo, salgo corriendo al coche para leerla mientras llamaba a mi marido, calada y con cuidado de que no se me mojase…nervios, alguna lágrima, muy de película…tengo que reconocer que la abrí antes de llamar!! Lo tenemos!! Ya tenemos el certificado de idoneidad…

Esa mañana desperté a más de una persona camino del trabajo. Estaba tan emocionada!! Menudo susto le tuve que dar a mi querida Ana cuando le interrumpió el desayuno en Luxemburgo una llamada desde Madrid.

Creo que dentro de todo este proceso, este momento es más parecido a un “positivo” de un embarazo de duración indeterminada.

Estudio psicosocial

El estudio psicosocial se hace antes de iniciar un proceso de adopción, para valorar custodias en caso de separación…etc.

El estudio psicosocial se elabora por psicólogos especializados y consiste en varias entrevistas. En el caso de la adopción, se hace en pareja y si los profesionales lo consideran, se pueden hacer algunas entrevistas de uno en uno.

Un perro mascando una pelota como si fuera el estudio psicosocial
En el estudio psicosocial tiene que estar todo muy mascadito!

Mis 10 verdades sobre el Estudio Psicosocial

  1. Es obligatorio.
  2. Es posiblemente el paso que más nos asusta a las familias que comenzamos un proceso de adopción.
  3. El estudio psicosocial lo elaboran una psicóloga y una trabajadora social (que por supuesto puede que sean hombres pero yo solamente he oído hablar de mujeres en los casos que he vivido de cerca, y las nuestras, por supuesto , fueron mujeres también.
  4. Puedes elegir que te lo hagan desde tu Comunidad, en nuestro caso Madrid, o lo puedes hacer a través de los Colegios Profesionales. En el primer caso el proceso es gratuito y el tiempo que tardan en hacerlo y en llamarte es indeterminado. En este caso no tengo información al detalle porque nosotros lo hicimos por la segunda vía. Cuando lo haces a través de los Colegios Profesionales (TIPAI), el coste del estudio total es de unos 1.200€ entre honorarios de los profesionales y tasas al colegio. Te garantizan que inicias el estudio en la semana siguiente y que el estudio se completará en un mes. Nosotros elegimos esta segunda vía porque preferíamos tener “los tiempos controlados” en la medida de lo posible, ya que a diferencia del resto del proceso donde nunca sabes cuándo va a pasar algo.
  5. Cuando eliges hacer el estudio psicosocial con los profesionales del TIPAI, puedes elegir tú a las personas que lo van a hacer. Una vez que vas a cada colegio a solicitar el inicio,  te dan un listado de nombres y tienes que elegir. ¿Con qué criterio? Realmente no hay o no nos lo supieron decir, y acabas por elegir al que tiene su despacho cerca de casa o cerca del trabajo porque al final tendrás que estar unas cuentas tardes con ellas y mejor tenerlas cerca. A día de hoy, creo que deberían tener en ese listado de nombres el número de informes que han hecho, con qué países han trabajado, testimonios de otras personas que hayan solicitado sus servicios…Me parece que se está pagando un dinero importante y que nos jugamos lo que será  seguramente el paso más importante de nuestras vidas…y te lo juegas a una carta que además está boca abajo.
  6. Las personas que te atienden son profesionales como la copa de un pino, pero por favor, cada detalle relativo al país o al proceso de adopción y sus trámites, confirmadlo con la ECAI o con la Comunidad de Madrid. Ellos si están actualizados.
  7. Una de las entrevistas es en casa. Posiblemente es de la que más hablamos y en la que más pensamos. Una persona ajena a ti, que es la encargada de valorar lo preparados o no que estáis para tener un niño, además de “investigarte” por dentro, también te investiga por fuera y se planta en tu casa. Algunas parejas han decidido que era el momento de pintar el salón de nuevo, otros han comprado una nueva funda de edredón, colgar cuadros que llevan apoyados en la pared más de dos años…Cualquier detalle que se te pase por la cabeza que pueda hacer que tu casa sea “mejor”, te lanzas. Y eso sin contar una limpieza a fondo que lo doy por hecho (aunque sea limpiar sobre limpio y ordenar lo ordenado). Tengo que decir que como casi todas las parejas, nosotros lo afrontamos con inquietud y que fue mucho menos grave, me atrevo a decir que fue agradable. Compramos unos bollitos, hicimos un café, y hablamos de cómo íbamos a educar a nuestro hijo/a, los colegios que habíamos valorado, jornadas reducidas, horarios compatibles…Habíamos pensado en una hora y media y creo que estuvo casi tres. Y como le ha pasado a otras parejas, terminamos hablando del campo y las flores. Por cierto, de la casa, solamente vio el salón por ser donde estuvimos hablando y la habitación que tenemos pensada para el niño/a. El resto nos lo preguntó y lo fue apuntando (habitaciones de la casa, número de cuartos de baño, metros cuadrados, terrazas, jardín….)
  8. La última visita es con las dos profesionales y es cuando te dan el informe del estudio psicosocial impreso. Es un momento de nervios. Ellas deciden si sois aptos o no. Ellos lo llaman “positivo” porque no quieren decir que no sois aptos, pero la realidad es que un NO será siempre un jarro de agua fría. Por suerte el nuestro fue positivo. En este informe dice la edad y el país del niño al que os ofrecéis. Tened en cuenta que no podréis optar a nada diferente a lo reflejado en el informe.
  9.  Es importante volver a casa y revisar muy bien todos los datos del informe. Revisad vuestros nombres que estén bien escritos, que vuestros horarios de trabajo sean los correctos, datos de vuestras familias, historia…todo!! Es mejor retrasar la entrega de los informes un par de semanas pero hacerlo bien que entregarlos mal y después tener problemas.
  10. Una vez revisados los informes, hay que llevarlos a la Comunidad de Madrid y esperar…en cosa de un mes y medio llegará a vuestra casa el Certificado de Idoneidad. (si no estáis en casa, encontraréis el papelito amarillo de Correos para ir a buscarlo)

Una vez que ha pasado la fase del estudio psicosocial ves que no es tan grave… pero hay que pasarlo!