Archivo de la etiqueta: asignación

1 año de la llamada

Cambié el tono de la llamada de mi móvil para reconocer desde lejos que me llamaban para contarnos que teníamos asignación

Aún suena Marta tiene un marcapasos las pocas veces que me llaman desde el IMMF. Ese sonido que hace que tantas mil personas en el concierto empiecen a cantar al unísono y recuerden su adolescencia con alegría, como lo hago yo significaba que por fin había llegado la esperada llamada. Tatatatatataatataaaaaa

Puede no ser Hombres G tu grupo favorito , tampoco lo es el mío, pero el inicio de esa canción muestra que algo importante va a pasar. Sentimientos a flor de piel.  El resto de mi vida, cada vez que escuche esa canción recordaré como miraba la pantalla sabiendo que por fin había llegado, que se había terminado la espera.  Ahora , tras esa llamada, empezaría lo bueno, lo mejor de mi vida.

Era la llamada más importante de nuestra vida

Y así fue como llegó nuestra asignación. Es cierto que en esa llamada  no me dijeron el sexo. Y es cierto que en ese momento me dio igual. Es cierto que no me dijeron tampoco  la edad. Y también me dio igual. Ni el color ni el sabor ni el olor. Lo único que importaba es que había sonado el pistoletazo de salida.

Tuve que pedir que dejase de leer el informe durante unos segundos para poder asimilar lo que estaba escuchando y mirar al futuro PADRE. Nos lo dijomimos sin hablar. El milagro estaba pasando en esa salita y nosotros éramos testigos en primera fila. La protagonista era nuestra pizquita.

El 25 de abril de 2017 hace un año y recuerdo cada minuto y cada segundo desde las 9,20 de la mañana desde que sonó Hombres G . Era la llamada para decirnos que teníamos asignación .

movil
y de pronto sonó Marta tiene un marcapasos… está ahí

A ti que estás esperando… también llegará tu llamada.

Alegría multiplicada

Asignación en Madrid. Por fin. Desde esta semana tenemos una nueva amiga madrileña. Un bebé cuyos primeros datos han sido exactos a los primeros de Lola. Cuántas lágrimas de alegría, cuántos recuerdos de aquel 25 de abril cuando nos avisaron de que nos esperaban en Gran Vía, 14 para contarnos su historia y hacerla nuestra. La mejor noticia.

A partir de ahora son tres de familia y yo llevo cuatro días en los que no se me van de la cabeza. La asignación en una familia a la que quieres desde hace muchos años es lo más parecido a una propia.

Casi no hemos podido hablar porque las veces que lo hemos intentado se nos saltaban las lágrimas y los silencios lo decían todo. Falta poco para ver en persona la carita de esa niña preciosa. Esa niña, que como todas las que llegan a este mundo y se encuentran con que lo peor que les puede pasar les ha pasado,  que se merece una familia de 10. Y ellos lo son. Y todos los que le rodean. Llevan esperándola mucho tiempo y las ganas no han hecho más que aumentar.

Gracias a las redes sociales y a los grupos que se van formando de una manera u otra, es fácil enterarse de las asignaciones que se van produciendo y la alegría se divide (o más bien se multiplica) entre la que sientes por los afortunados, la que sientes al recordar la propia, la de las familias que están esperando y ya están más cerca… pero la que se siente cuando es alguien a quien quieres mucho desde hace tanto tiempo, es especial.

En estos meses he podido detectar lo que nuestros niños provocan en su entorno familiar y de amigos, o más bien en el que hasta ahora era de sus padres, o sea nosotros, o sea nuestra familia y nuestros amigos. Es una alegría y una emoción un poco diferente a los niños que nacen de barrigas conocidas. Mayor si cabe. Son niños cuya fiesta de bienvenida llevamos todos preparando muchos años, nos los hemos imaginado desde hace tiempo en nuestro entorno, haciendo nuestros planes, saliendo en las fotos familiares… Lo veo en mi familia y mis amigos. Se vuelcan.  Lola es una mimada y yo una suertuda. Ella es el centro de las miradas, sonrisas y caricias de todos o al menos yo lo siento así. Y me encanta.

Gracias

La llamada. 25 de abril de 2016

Eran las 9,15h del 25 de abril de 2016. Esperábamos  una llamada pero llevábamos haciéndolo más de un mes así que yo ya no pasaba las horas muertas mirando el teléfono y comprobando que tuviera cobertura. Aunque parezca mentira nos habíamos acostumbrado a que transcurrieran los días y que no nos llamaran así que el nivel de estrés había bajado considerablemente en comparación con la primera semana de estar en la “pole position”.

Vuelvo a las 9,15h. Suena “Marta tiene un marcapasos”, la melodía que había decidido que sería la que me indicara que nuestro momento había llegado. Elegí esa canción porque el inicio (tatatatatatatatatataaaaa) me encanta. Fuerte, rápido, el preludio de que algo importante va a pasar. A mí me encantaban los Hombres G y ahora me gusta escucharlos y pensar en aquella época. Y vuelvo… y suena la voz, ya conocida, de la técnico que ha llevado nuestro expediente en el IMMF. Nos saludamos educadamente, ella me pregunta qué tal… y yo nerviosa y sin creérmelo le apuro para que me diga que sí, que tenemos un ofrecimiento esperándonos en Gran Vía, 42.

Por supuesto no pregunté ni sexo, ni edad…nada!! Lo importante es que estaba allí y estaba deseando colgar y llamar a Paco. Las lágrimas no me dejaron explicarle nada pero no hizo falta. Con saber la hora a la que nos veríamos en Gran Vía 42 era suficiente… 10,30h.

No se me olvidarán nunca las caras de las personas que pasaban por la salita de espera de la tercera planta y nos miraban con ilusión y discreción al mismo tiempo. Creo que todos sabían a lo que íbamos. Estoy segura de que de verdad se alegran de días como aquel 25 de abril, de ver a una pareja nerviosa que espera su momento y que van a pasar las siguientes 24 horas más emocionantes de su vida.

Tampoco se me olvidan las de nuestros padres. La alegría compartida vale por dos y en este caso por mucho más que seis. ¿Cómo 2.400 gramos pueden hacer felices a tantas personas en tan poco tiempo? Ellos nos han acompañado estos años de espera, han pasado por nuestros estudios, nos han visto recopilar documentación, asumir noticias no tan buenas… y ahora de pronto está ahí. Lola ya estaba en los sueños de más de uno, tal y como es. Ya Javi casi sabía que sería tío de una niña y así tras una melodía pasada de moda se había convertido en realidad.

Lectura del expediente, lágrimas de emoción, manos unidas sujetándonos el uno al otro.

Tiempo, por favor.

“Un momento, necesito que pares de leer porque no soy capaz de asimilar todo lo que me cuentas. Solo sé  que estoy conociendo a mi hija y sé que la quiero con locura, y no me hace falta ni una foto para saber que es justo ella, y no otra,  la que va a completar nuestra familia . Perdona,  ¿cuántas semanas de gestación son las habituales? Ahí estaba nuestra pizca ”. Me había quedado en blanco.

La tarde fue sucediendo entre llamadas, felicitaciones, rememorar las palabras, los datos, más risas, más lágrimas, compras de última hora…

¿Qué se compra esa tarde?

  • La ropa que Lola iba a llevar al día siguiente, cuando nos la entregaran. La ropa más bonita que va a tener nunca, la que mejor le va a quedar – aunque le sobrara tela por todas partes y tuviéramos que remangar – y la que no se me olvidará jamás.
  • Leche en polvo (no sabíamos que marca y nos dejamos aconsejar por la farmaceútica)
  • Pañales de su talla
  • Toallitas
  • Biberones
2016-04-25 16.05.15
La ropa de Lola ya está preparada! 

Luego surgen miles de cosas, pero no pasa nada porque el resto de la semana, incluidos los domingos, abren la mayoría de las tiendas.

(Tres meses he tardado en encontrar las palabras para recordar aquella mañana, precisamente la que nunca se me va de la cabeza)

Buenos días, Serrat!

Gracias , Joan Manuel , por hacer que me haya levantado cantando.

Hoy, como todos los días, me ha sonado el despertador a las 6.15h, lo he apagado, lo he vuelto a apagar a las 6.25h y después otra vez a las 6.30h cuando ya me he levantado con la sensación de no tener ya tiempo. Antes de que el agua saliera caliente, y sin darme cuenta he empezado a cantar esta canción de Serrat, y es que HOY PUEDE SER UN GRAN DÍA!

SERRAT1

 

Más sobre adopción Nacional en Madrid

No es la primera vez que escribo sobre la adopción nacional, que como ya expliqué debería llamarse “regional” porque en cada Comunidad es diferente. La cosa es que sigo aprendiendo de aquí y de allá y y de acullá y tengo que añadir información. Por cierto que desde aquí aprovecho para dar las gracias a quien me ha enseñado , que ella ya sabe quién es.

Ahi vamos ya…dos meses!

Espero que sirva para quien está empezando, o quien simplemente tiene curiosidad o interés.

– Qué fases tiene este proceso?

Primero convocan  una reunión informativa en la que suele haber unas 25 parejas que son llamadas por orden de presentación de su solicitud de apertura de expediente.  En esta reunión, les informan de las características de la adopción nacional (o regional) y les piden que confirmen si quieren seguir en el proceso.

Habrá dos tipos de situaciones: quienes tengan ya el CI (Certificado de Idoneidad) y quienes no lo tengan:

  • En el primer caso, cuando se tiene el CI en vigor,  van llamando a entrevistas para confirmar que tienen conocimiento y que la situación familiar sigue tal cual  estaba cuando se obtuvo el CI (no ha habido cambios importantes como separaciones, cambios de casa, de trabajo, hijos…etc).
  • Si la pareja no tiene CI  , tienen que empezar por tramitarlo. Es la primera fase de cualquier proceso de adopción. Tendrán que hacer un curso de cuatro sesiones a razón de una por semana, entrevistas con psicólogos/as y trabajdores/as sociales…en el caso de adopción nacional (o regional :))siempre se hace en el IMMF y no se puede hacer en ECAI o por ningún otro medio (como sucede con la internacional).

En nuestro caso, que tenemos el CI en vigor, y luego en función de cómo nos vean, podremos ser valorados en una sola entrevista o varias, visitar la casa/ o no, etc.

Al final de este proceso el técnico manda un informe a la Comisión de Tutela, que se reune semanalmente,  y declara las idoneidades de los expedientes presentados.

Luego se recibe una carta con el CI y la fecha, y esta fecha determina el orden final en la lista de asignación.

Una vez obtenido el CI, van llamando a parejas en grupos de 5 para hacer una última reunión preparatoria, y a partir de ahí van dando una “horquilla”, que es el tiempo previsto para la asignación. La horquilla se va actualizando cada mes,y cada mes tienes que ir llamando hasta que llega, por fin,  el día de la asignación. Ese día , hay que presentarse en el IMMF la misma mañana que te llaman para escuchar el ofrecimiento. Se me ponen los pelos de punta de pensarlo!!

Al aceptar el ofrecimiento, si es recién nacido de renuncia hospitalaria te piden ropa para recogerlo al día siguiente. Algunas familias con experiencia dicen que van como motos a H&M que hay al lado de GranVía y así como pueden eligen el modelo que llevará su hij@ el día que se conozcan. Ni detergente especial de bebés ni nada…se entrega el mismo día la ropa y a la mañana siguiente se recoge al  bebé en la misma Gran Vía. Si el bebé está en un  centro puede haber un periodo de adaptación antes de llevarlo a casa.

– Qué pasa si dejo de cumplir el requisito de diferencia con el adoptado de máximo 40 años?

Independientemente del estado de tramitación, el cumplir como pareja una media de 41 años excluye de la posibilidad de adoptar menores de 1 año. Como en la CAM es muy poco frecuente que se ofrezcan niños de más edad, en la práctica las posibilidades de llegar a adoptar se reducen muchísimo. Hoy precisamente se ha modificado la ley, no sé aún cómo afectará esto a las parejas que han superado ya los 41. (http://www.congreso.es/public_oficiales/L10/CONG/BOCG/A/BOCG-10-A-131-7-C1.PDF)

– Dónde está el límite de niño sano/NEE (necesidades especiales)?

Los bebés que salen en adopción tienen un informe médico completísimo en el que se intenta detectar cualquier patología crónica o cualquier otro aspecto que les haga ser catalogados NEE. Si el bebé presenta características normales se le considera sano, incluso si sale positivo para SIDA o hepatitis, puesto que los anticuerpos de la madre dan falsos positivos a estas edades.

– Cuáles son los ritmos normales de asignación?

A veces hay parones y acelerones, pero la media global parece estar sobre la asignación semanal

– Puedo elegir raza o sexo?

Cualquier intento de discriminación en este aspecto supone cierre fulminante de expediente.

– Por qué hubo CIs de años posteriores a la convocatoria en la bolsa de 2008?

En este proceso, no hay noticias hasta que se está muy cerca del orden por entrega de registro, momento en el que empieza el proceso que se describe arriba. Dependiendo de la entrada en registro, se puede recibir la primera llamada años después, con lo que el CI se obtiene en el año en el que realmente el proceso se activa. No es como en internacional que se tiene el CI y luego se espera, aquí el CI y la asignación suelen ocurrir con diferencia de unos meses.

– Qué pasó con los 1300 expedientes de 2008 que no acabaron en adopción?

Hay múltiples motivos por los que los ofrecimientos no acaban en una adopción, aparte del conocido requisito de edad, está el hecho de que pueden pasar años entre el ofrecimiento y la primera llamada, y en ese tiempo puede haber cambiado la situación y no seguirse adelante con el proceso. Mucha gente que presenta expediente no llega a completar el proceso, y sólo una minoría acaba manteniendo la voluntad y/o posibilidad de completar el proceso de adopción.

– Cuándo empezarán a llamar?

Como pronto en septiembre, cuando cierre la convocatoria y pasen las vacaciones de agosto, es probable que convoquen una primera informativa.

– Qué pasa si tengo un expediente de internacional y me coinciden las asignaciones?

Cuando una de las vías tiene visos de cumplirse, la otra se paraliza durante un año, y luego se puede reactivar de nuevo si se desea.

– Qué pasa después de la asignación?

Después de la asignación se recibe al bebé en condición de acogimiento preadoptivo, en la cual se tiene la capacidad de cuidar al bebé en anticipación de una futura adopción, pero no se tiene la patria potestad plena, con lo que hay algunas restricciones como que no se puede sacar un libro de familia, ni un dni al menor, ni cambiarle los apellidos a los propios, ni tomar ciertas decisiones de gravedad como operaciones médicas no urgentes, sacarlos al extranjero, etc. Sí se les puede (y debe) apuntar en la seguridad social como dependientes nuestros para devengar todos los derechos de paternidad/maternidad en temas de bajas, desgravaciones, etc. y sacarles la tarjeta sanitaria. Todo esto se tramita con un certificado que proporciona el IMMF que acredita la condición de acogida pre-adoptiva.

Durante este periodo, se requieren sesiones de seguimiento en el IMMF para confirmar el buen estado del menor, a razón de una al mes, otra a los tres meses, y cada seis meses por el resto de la duración de este periodo.

En paralelo, al mes de ser efectiva la acogida pre-adoptiva se proporcionan una serie de documentos al IMMF para que ellos comiencen en nuestro nombre el juicio de adopción. Como resultado de estos trámites se celebra un juicio en el que deben presentarse tanto la parte biológica como la adoptiva, sin coincidir entre ellas ante el juez. El juez escucha a las partes y emite un fallo, que es el documento que certifica que el menor puede ser legalmente adoptado y a todos los efectos romper lazos con la parte biológica y relevar al IMMF de la necesidad de custodiar al menor.

A partir de ahí se posibilitan los trámites de cambio de apellidos y nombre, cambio de partida de nacimiento, emisión de libro de familia, y cualquier otro derecho o deber emanado de la patria potestad.

Ganas de que pasen las semanas!!!! Ya nos queda un mes menos!!