El uso de la palabra “Adopción”

La palabra adopción…

Busco en Google “Día internacional (o mundial) de la Adopción” y principalmente me aparecen perros. Increíble como me molesta que sea así… 

No quiero usar la palabra adopción con perros.

Yo tengo un perro, Turco, que vivía en una casa en la que no podían cuidarlo y se vino a vivir con nosotros. No lo hemos comprado. Lo sacamos todos los días (varias veces), le damos de comer, lo llevamos al veterinario cuando hace falta… pero no lo hemos adoptado. Él no es mi hijo. Es mi perro. Y me encanta tenerlo, me encanta que juegue con Lola , que ella lo cuide y se de cuenta de que es una gran responsabilidad tenerlo. Pero no es mi hijo.

La palabra “adopción” se ha elevado en mi cabeza a una categoría superior. No me gusta que se use con un perro, un gato o un comportamiento. Llámame rara. Y me gustan los animales, los respeto y los cuido. Pero no son hijos. Mi perro no es  mi hijo. Una niña y un perro jugando en el suelo

 

Para la RAE, adopción es:

1. tr. Tomar legalmente en condición de hijo al que no lo es biológicamente.

2. tr. Acoger a un animal como mascota.

3. tr. Recibir, haciéndolo propio, un parecer, un método, una doctrina, etc., que han sido creados porotros.

4. tr. Tomar resoluciones o acuerdos con previo examen o deliberación.

5. tr. Adquirir, recibir una configuración determinada. El camaleón adopta el color de su entorno.

Pues me quedo con la número 1.