Cosas de niñas

Cosas de niñas…

Así me sale el título porque cuando empiezo a escribir “Cosas de niños” y pienso en mi experiencia, se me bloquea el cerebro porque no tengo experiencia. La mía es con niñas, en concreto con la mía.

Y no creo que haya cosas de niños o niñas. Eso lo pensamos los adultos y así se lo transmitimos.

 

Que nuestras hijas vean el mundo como ” cosas de niños” o “cosas de niñas” depende de nosotros , sus padres – sus madres.

¿cosas de niñas? Hace poco Lola estaba con dos buenos amigos jugando en casa. Les dejamos de vigilar unos minutos y ..oh sopresa! En pocos segundos habían entrado en mi baño, se habían subido al mueble – escalado más bien – y habían cogido unos cuantos pinta uñas. Se los llevaron a la habitación y empezaron la sesión de manicura. Hasta aquí todo normal. Incluso gracioso.

De pronto escuché el silencio, y dudo que hubieran pasado más de 2 minutos pero la realidad es que yo me lo estaba pasando bien con mis amigos – amigos de los niños – y puede que fueran más de 2 minutos. Y al escuchar el silencio me acerqué y me encontré el panorama. Pintándose las uñas todos a todos. Encantados de la vida. Me dio un ataque de risa y les quité los pinta uñas – la alfombra , el suelo y su ropa estaban en peligro. Todo gracioso.

¿Cosas de niñas?

Hasta que la madre del niño amigo de Lola les vio. “Los niños no se pintan las uñas” , “pintarse las uñas es de niñas”… estas palabras me rechinaron en la cabeza. Mi argumento había sido que son los adultos quienes las pintan, que no se pueden pintar solos, que al día siguiente había cole… y ahí estaba escuchando el argumento de niños y niñas por separado haciendo cosas diferentes para divertirse. Porque sí. Sin motivo.

Qué situación. Yo no quería contradecir a mi amiga en lo que le dice a su hijo. Cada uno lo hacemos lo mejor posible. Pero no quería que mi hija escuchara ese argumento. Ni entonces ni ahora ni nunca. No quiero que nadie le diga nunca que no puede hacer tal cosa porque es de niños. Quiero que haga lo que le dé la gana independientemente de su sexo. 

Me quedé callada y les insistí en que al día siguiente había colegio y al colegio no se llevan las uñas pintadas.

Cosas de niñas
Cosas de niñas

¿Qué ha pasado una semana después?

Que Lola quería pintarse las uñas – porque no había cole mañana- y ella misma me dice que “pintarse las uñas es de chicas”. ARGGGGGGGGGGGGG. ¡No! Le he explicado claramente que pintarse las uñas es de quien quiera hacerlo.

¿Hago lo que predico?

Creo que no. Y entonces llegan mis dudas,

  • ¿tendría pendientes Lola si fuera un niño? No creo. No con 3 años.
  • ¿Tendría más de 3 abrigos rosas en su armario? No importa si no se los he comprado yo, los usa. Seguramente no usaría abrigos rosas.

Cuando puedo evito el rosa, y más cuando en tiendas como Decathlon

Casco
Caso de patinete catalogado como “para niños” porque es azul

las dos opciones en muchos artículos son rosa o azul. Como por ejemplo un casco de patinete. Y además lo catalogan como “para niños” o “para niñas” en función del color. Por supuesto que compré el azul para mi niña. Y ahora creo que no tendría que haberlo comprado en esta tienda.

¡Qué difícil es ser coherente! 

¿Cómo vamos a avanzar si no les enseñamos a ellas?

¿Poniendo límites? ni hablar.

Recordemos que todos somos iguales ante la ley, lo dice nuestro artículo 14 de la Constitución

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *