15 meses más, 15 meses menos

15 meses…increíble. En este tiempo he aprendido muchísimo de la adopción. He aprendido de niños polacos, he aprendido de madres españolas a las que les llega de pronto un hijo, de como este calvario de papeleos y revoltijo de sentimientos se convierte en una realidad…que es mucho más complicada una vez que vuelves a casa.

Hay algunos conceptos que yo ni sabía que existían cuando empezamos, y no hace 15 meses que fue cuando firmamos con Creixer, sino hace más de tres años cuando nos planteamos que así sería nuestra familia:

  • Apego: sabía lo que era, pero…¿se puede crear? ¿se puede desarrollar? ¿puede mejorar? Si.
  • Que existen las familias de acogida y no es una forma de tener una familia.
  • Que una madre renuncie a su hij@ y sentir agradecimiento

El mes de agosto es el que más rápido pasa gracias a las vacaciones. Con siete palabras podría resolver la entrada: leer, comer, dormir, jugar, hablar, reir, Whatsapp.

En el mismo mes hemos vuelto a casa y al trabajo…y la verdad es que no es todo tan malo. Me gustan mucho más las vacaciones pero también me encanta mi casa y mi rutina – con escapadas incluidas-.

Ya he tenido un par de reencuentros post vacaciones, con amigos de toda la vida y con otras más recientes, pero no menos importntes. Ya tenemos también un fin de semana planeado en Llanes, otro en Luxemburgo, otro en Zamora, otro en Sevilla…la mejor forma de volver es pensar en irme de nuevo!!

Madrid en agosto
Madrid en agosto

3 pensamientos sobre “15 meses más, 15 meses menos”

  1. Vaya!! Cuántos planes, me das mucha envidia jaja. Disfruta, ya sabes que la vida consiste en esos momentos. Pero deja hueco para un viaje a Polonia, cada vez queda menos para que os llamen. Un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *