¡Qué vértigo!

Me da vértigo y eso que no me voy a subir nunca y además apenas supera el metro de altura….

No ha podido ser de otra forma por las circunstancias que lo han producido, pero ahora mismo tenemos un carrito en el salón esperando para salir a pasear.

El primer paseo no será como habíamos imaginado y además va a ser pronto…se mudará a la casa de mis padres, junto con sus fundas, sacos y complementos, mientras no se le ordene otra cosa por aquí.

Eso si…la ilusión que me ha hecho tenerlo, darle la vuelta, montarlo y desmontarlo… si no me agarran el fin de semana pasado podría haber salido con plástico incluido, porque menuda lluvia!!

Solo nos queda esperar a que nos digan y para allá iremos… 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *