Ratificamos la sentencia de adopción

¡sentencia de adopción!

Firmamos, queremos. Ya es oficial. Lo que nos lleva diciendo el corazón muchos meses lo dicen también los papeles. Tenemos la deseada sentencia de adopción.

¿Qué significa ratificar la sentencia de adopción?

DLE: ratificar – Diccionario de la lengua española – Edición del Tricentenario. 1. tr. Aprobar  o confirmar actos , palabras o escritos dándolos por valederos y ciertos .

Pareja firmando la ratificacion de la sentencia de adopcion en los juzgados
Un pasito más es un pasito menos. Ratificamos la sentencia de adopción de nuestra hija.

Suena el despertador tras  una noche movida. Parece que esta firma no significa nada pero si.  No es nada pero sí es. Es un paso importante. Vamos a ratificar la sentencia de adopción. Otra vez ese ruido …¿es la primera vez que suena?

Pero si son las 9,45h y teníamos que estar a las 10,00h en los juzgados de familia !

No aparecen los papeles , no encuentro la dirección exacta, la sillita del coche de mi vecina (no sé por qué nos lleva ella) no encaja y sin ella no podemos ir, pasamos de camino por otra oficina pero ahí nos dan la vuelta en la puerta… Son las 11 de la mañana y no hemos conseguido llegar. ¿qué está pasando? ¿y nuestra sentencia?

Y ahora qué? Ahora lloro de desesperación. Y conmigo llora Lola. Llora muy fuerte como si entendiera que nos hemos perdido algo importante . Llora tan fuerte que me despierta y son solo las 6,08 de la mañana …. Nos quedan cuatro horas para llegar a unas oficinas que están a 13km de mi casa y una hora de atasco.

Me despierto. Tengo que ratificar la sentencia de adopción.

Me ha vuelto a pasar. Cuando tengo algo importante por la mañana, la noche se empeña en hacérmelo pasar mal y tener pesadillas sobre lo mal que puede salier todo . Será para que al día siguiente esté en guardia y no me entretenga, no me deje nada y todo salga bien?
Ya hemos firmado la ratificación de la sentencia  en el juzgado. Ha sido un trámite rápido, casi no nos ha dado tiempo a emocionarnos cuando hemos escuchado nuestros nombres junto al de nuestra hija y hemos contestado que sí, que queríamos . Como si fuera otra boda, y esta es de las que no hay invitados pero si celebración . La celebración que empezó un 25 de abril y sigue al más puro estilo boda gitana.

Ahora a esperar, de esto sabemos un rato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *