Libro de familia 

Ya tenemos libro de familia. Ya somos una familia (administrativamente hablando). Ya lo éramos hace tiempo, incluso cuando lo pensábamos solamente y solo era un sueño. El mejor sueño.

El proceso de adopción ya ha terminado (administrativamente hablando). Nos queda adoptarnos a nosotros y sobre todo adaptarnos. Esa es una tarea de todas las familias, sea como sea que se han formado.

Lola ya es nuestra  (administrativamente hablando). Mi hija. Se me llena la boca cuando lo digo y me emociono cuando lo leo o lo escribo.

Ya tiene nuestros apellidos en la tarjeta de la seguridad social. Nuestro corazón lo tiene hace tiempo. Incluso sin libro de familia.

Ya vive con nosotros  (administrativamente hablando). Y nuestro libro de familia guardado en el cajón.

Ya no vamos a tener un Piiiiiii polaco. Hemos cancelado nuestro contrato con la Ecai (www.creixerjunts.org). Nos gustaría mucho que Lola adoptara un hermano y nosotros un hijo pero las cosas han cambiado y Polonia 🇵🇱 ya no es nuestra opción de ampliar la familia.

Cancelar un contrato con la Ecai es fácil (administrativamente hablando ). Una carta firmada por ambos , un reembolso del dinero no utilizado y se terminó. Le hemos dado muchas vueltas y desde que llegó Lola la idea rondaba nuestras cabezas pero ninguno se atrevía a decirlo claramente . Nuestras proyecciones y sueños han estado en Polonia durante unos años, nos hemos imaginado viajando , aprendiendo el idioma, hemos conocido familias con niños de Polonia 🇵🇱…

Se  mezcla el alivio con tristeza y algo parecido al fracaso. Luego miro a Lola y es cuando me lleno de alegría , emoción y lo más parecido al éxito rotundo y al “pero qué bien lo hemos hecho !!”

Mirando hacia adelante y hacia afuera!!!

5 comentarios sobre “Libro de familia 

  1. Que bien explicado y que bien lo habéis hecho, como me reflejo en la parte de alivio, fracaso y tristeza… Y espero verte reflejada ni dentro de mucho. en cuando miras a lola.

  2. ¡Vaya! Me sorprende que hayáis cancelado el contrato con la Ecai. Aunque, en realidad, no tengo ni idea de vuestra situación, así que tampoco sé por qué sorprenderme. Es solo que ya sois la segunda familia del grupo que renuncia a la adopción internacional después de haber hecho una adopción nacional… y me llama la atención.

    Pero que estéis felices con Lola… ¡eso no me sorprende nada! Solo me llena de envidia 😉

    1. Hola, Remedios! Casualmente estaba leyendo ahora tus avances en tu blog !
      Yo ya conozco a 3 que han cancelado la internacional una vez finalizado el proceso de nacional.
      En mi caso la respuesta es fácil aunque no haya sido fácil llevarlo a cabo.
      En internacional se dan una serie de circunstancias que no tenemos bajo control y antes nos veíamos capaces de asumirlo. Ahora que somos tres no nos vemos capaces de tomar esa decisión cuando le va a afectar tanto a ella. Nos ha costado porque nos encantaría que tuviera un hermano o hermana pero no vemos que sea la mejor vía ahora mismo.
      Suerte con vuestro proceso , pinta muy bien !

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *